Home » Leyes » La importancia del ITP en el estudio de solvencia de inquilinos
Estudio solvencia inquilinos

La importancia del ITP en el estudio de solvencia de inquilinos

Cualquier inquilino que resida en España, sabe que la inmensa mayoría de las agencias inmobiliarias y corredores de finca raíz le confieren una elevadísima importancia a los resultados del estudio de solvencia de inquilinos al momento de estructurar el perfil de algún potencial cliente, lo cual podría afectar las opciones que a este se le ofrezcan. Debido a que constituye para ellas una herramienta que no solo les permite prevenir la posibilidad de que este se insolvente o incurra en morosidad; sino también aminorar –al menos en teoría– la ocurrencia de daños o desperfectos en el inmueble con ocasión de usos deshonestos u otras conductas imputables al arrendatario en cuestión.

Sin embargo, muy pocas personas conocen la influencia del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas (ITP) en los resultados del estudio de solvencia de inquilinos, y por eso hemos querido ofrecerte algunas nociones para que no te pillen desprevenido.

Primero, ¿en qué consiste el estudio de solvencia de inquilinos?

Se trata de un estudio en el que se analizan los historiales bancarios del potencial inquilino para determinar su capacidad de pago, no sin antes verificar referencias de caseros anteriores sobre su puntualidad en el pago del canon arrendaticio, su responsabilidad de cara al mantenimiento del inmueble o destinación de la propiedad a actividades deshonestas o ajenas a lo pactado; luego se elabora un perfil personal de este inquilino en base a las características de su grupo familiar, su predilección por las mascotas, posibles quejas de los vecinos o problemas con las autoridades a causa de sus hábitos de convivencia. Finalmente, se constata si el cliente se encuentra en algún listado de morosos para determinar su propensión a incurrir en la insolvencia… Es aquí donde cobra importancia el ITP.

¿Puedo seguir figurando como moroso a pesar de haber pagado la renta?

Pues sí, ya que de acuerdo con nuestra legislación el arrendatario no solo esta obligado a pagar el canon de arrendamiento, sino también cualquier otro gasto ocasionado por su estadía en el inmueble (a menos que exista pacto en contrario), y entre tales gastos figura el ITP; de modo que muchas instituciones crediticias, oficinas inmobiliarias y ayuntamientos consideran el impago de este tributo como motivo suficiente para considerar que determinado inquilino se encuentra moroso aunque tal vez no este consciente de ello.

Tal confusión puede deberse a que este impuesto fue establecido en 1993 para quienes compraban una vivienda nueva o alquilaban una en cualquier condición, pero la mayoría de Comunidades Autónomas no lo cobraron sino hasta fechas recientes. De hecho, todavía hay juristas que recomiendan esperar la notificación de cobro y otros que aconsejan pagarlo inmediatamente, pero lo cierto es que se paga una sola vez con cada nuevo contrato y su importe es un porcentaje de su renta anual según el tabulador de cada comunidad o ayuntamiento. Afortunadamente, si tu contrato fue elaborado por una empresa inmobiliaria o consejería de vivienda, es probable que estés al día. De cualquier modo te recomendamos ponerte en contacto con la agencia tributaria más cercana para que te cerciores de tu solvencia.

 

Check Also

herencia testamento derecho

¿Qué sucede con los derechos del cónyuge cuando no hay testamento?

En ocasiones puede suceder que, al fallecer una persona de nuestro entorno, nos demos cuenta …