Home » Automóviles » Vacaciones gratificantes con coche alquilado en Menorca

Vacaciones gratificantes con coche alquilado en Menorca

Hoy ha sido el día de los alquileres. Me encuentro en estos momentos en un coche de caballos, una tartana de esas, dando un paseo por una de las zonas turísticas de Menorca. Ha sido casualidad, una promoción para turistas, una que ni mi novia ni yo hemos querido desperdiciar. La ciudad se ve muy bonita cuando la puedes ver desplazándote en un carruaje con cochero que tiran dos caballos preciosos. He dicho que hoy ha sido el día de los alquileres, ¿verdad? Pues sí, lo ha sido, porque aterrizamos en Menorca esta misma mañana y lo primero que hicimos fue alquilar un vehículo en el aeropuerto de Menorca.

Teníamos claro que queríamos venir de vacaciones aquí cuando dispusiéramos de dinero de sobra o, al menos, de un dinero decente que gastar, y tras un año entero de ahorro, lo conseguimos. Menorca no se puede ver bien en dos semanas si no dispones de vehículo propio, y esto es así, y por eso siempre tuvimos claro que ibamos a alquilar un coche en Menorca en cuanto estuviésemos allí; o bueno, aquí. Lo que no sabíamos era que encontraríamos un servicio de alquiler tan cerca, en pleno aeropuerto. Se nota que tenemos poca experiencia en viajes en avión, ahora sé que tiene sentido que ese tipo de tiendas se aglutinen en torno al sitio en el que aterriza todo el mundo.

Siempre tuvimos miedo de que el sitio de alquiler de vehículos de Menorca fuese decepcionante, demasiado caro y horrible en cuanto al trato al cliente, además de que el coche alquilado tuviera demasiados fallos técnicos, pero no fue así: el precio fue razonable, el dueño nos atendió con una sonrisa en la cara y el coche fue una maravilla. De hecho, les voy a dejar aquí la página web http://cochealquileraeropuertomenorca.com, porque, si algún día van a Menorca de vacaciones, les vendrá muy bien tenerla a mano.

About contenidos7

Check Also

Coches con conductor para quien los necesite

Conducir no es para todo el mundo, por mucho que nos llenen la cabeza con …