sábado , 7 diciembre 2019
Inicio » Comunicaciones » Aspectos importantes a considerar a la hora de dedicarse a traducir idiomas

Aspectos importantes a considerar a la hora de dedicarse a traducir idiomas

Estadísticamente se calcula que existen más de cinco mil idiomas aproximadamente y a través de cada uno de ellos se expresan pensamientos, ideas, necesidades entre otras muchas cosas que se quiere trasmitir. Sin embargo hay diferencias significantes entre una y otra lengua al momento de traducir algo, ya que contienen palabras que no existen o no pueden traducirse en otro idioma. Estas palabras casi siempre están relacionadas con la historia, cultura, tradiciones, geografía y lenguaje coloquial de un país; obligando a los traductores a usar algunos sinónimos para representar dichas palabras o simplemente transcribirlas tal cual con otro tipo de letra que permita diferenciarlas dentro del texto que se traduce; pero que igualmente al traducirlo comunique el mismo mensaje.  Se puede decir entonces, que la traducción vendría a ser la acción dinámica usada para comprender el significado de una frase, diálogo o texto en otro idioma pero manteniendo la misma idea; es la vía usada para poder comunicarse entre personas o grupos que no hablan el mismo idioma; por lo que se hace necesario la intervención de un traductor cuando se establecen relaciones entre países de diferentes lenguas que comparten temas en diversas áreas como la económica, educativa o científica de manera escrita.

traducir idioma

Hay personas que les llama la atención los idiomas, tanto así que terminan estudiando a nivel universitario esa carrera para dedicarse en algún momento a la traducción o interpretación de idiomas como una manera de trabajo, por ejemplo en España si existe la traducción e interpretación de idiomas como carrera; sin embargo existen otras que sin estudiar se dedican a este tipo de actividad porque les resulta fácil o les agrada ya que aprendieron algún idioma de forma autodidacta o asimilaron la lengua mientras vivieron en otro país.

Muchos son los que se dedican de manera autónoma a la traducción de idiomas aunque se requiere de ciertas cualidades y habilidades para hacerlo; ahora con la modernización, la tecnología y el avance en diferentes ramas laborales y empresariales, se ha vuelto más exigente el oficio de la traducción de idiomas el cual en ocasiones debe enfrentarse con términos especializados y técnicos, por lo que, el traductor requiere de más capacidad, dedicación, compromiso y especialización en esta materia, debe organizar su tiempo y seleccionar un espacio donde pueda traducir con tranquilidad y fluidez para no cometer muchos errores en la transcripción, siendo casi obligatorio equiparse con herramientas técnicas necesarias que le faciliten su trabajo como: un diccionario, computadora cargada con programa de traducción, libros especializados o cualquier material de consulta, además de algo importante como los allegados profesionales en la materia o conocedores del idioma a traducir que puedan aportar colaboración en algún momento dado.

Si alguien piensa dedicarse más profundamente a este oficio primero que nada debería poseer un alto grado de conocimientos del idioma a traducir, partiendo en saber  que el idioma en que parte a traducir se le llama fuente mientras que la lengua ya traducida se le denomina meta; lo más recomendable y propicio es que la lengua meta sea el idioma materno de quien traduce; debe además considerar los pro y los contras de este tipo de negocio, planificarse bien con respecto al tiempo y búsqueda de información sobre la traducción, investigar la demanda, competencia y el aspecto financiero.

Otros aspectos a considerar al momento de traducir son:

  • Tener en cuenta la gramática.
  • El léxico e idiosincrasia de ambos idiomas.
  • Prestar atención a la lectura y ortografía, que éstas sean adecuadas.
  • Poseer la capacidad de comprender el contenido de textos completos, para expresarse mejor.
  • Percibir la esencia precisa de cada frase.
  • Captar los errores en la mecanografía de las palabras.
  • Ser fiel al texto original, sin cambiar nada, ni omitir algo que aparezca en el mismo.
  • Al tener dudas con respecto alguna frase o texto, investigar y buscar ayuda técnica referente.
  • Tratar de no enfrascarse en traducir literalmente cada palabra, ya que no todo el tiempo se podrá realizar dicha traducción.

Se usan también unas técnicas, entre las que destacan:

  • Expansión; se amplifica el texto para terminar con la ambigüedad en el escrito original, debido a que en ocasiones términos sobre todo en el idioma inglés carecen de género, pero en español si se necesita especificar si es femenino o masculino.
  • Compensación; de dificultarse encontrar una correspondencia pertinente, el traductor compensa con el uso de otras palabras.
  • Adaptación; sustituir el escenario que se presenta en el idioma fuente de igual manera en la lengua meta utilizando otras palabras que signifiquen lo mismo para que sea más sencillo de comprender al leerlo.
  • Transposición; se modifica la gramática pero sin cambiar la esencia del mensaje.

 Se concluye sugiriendo que debe ser lo más natural posible en la traducción, expresando todo sin pasar por alto nada de lo que desea comunicarse en el texto original.

Check Also

Australia cada vez más elegido para estudiar ingles en el extranjero

Australia se encuentra entre los países preferidos de estudiantes de todo el mundo para aprender …

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com