Inicio » Hogar y familia » Consejos de seguridad en cerrajería: cuidado con lo que guardamos en nuestros trasteros

Consejos de seguridad en cerrajería: cuidado con lo que guardamos en nuestros trasteros

Muchos de nosotros contamos en nuestras viviendas, sobre todo en los bloques de pisos, con un trastero en el que guardamos nuestras pertenencias que no utilizamos o que estorban en nuestra vivienda con una pequeña cerradura o mecanismo de seguridad endeble. Los trasteros son el mejor desahogo para mantener el orden en un piso, sobre todo si este es de pequeño tamaño y no tenemos espacio para guardar todas las pertenencias que hemos acumulado a lo largo de los años y que deseamos conservar.

La función principal y básica de un trastero es almacenar aquellas pertenencias que no podemos tener en nuestro hogar como por ejemplo ventiladores, sillas de repuesto, herramientas variadas, cajas de cables, ropa, bicicletas, material deportivo o incluso electrónica como televisores antiguos y juegos.

Nunca nos paramos a pensar en la importancia que tiene no guardar dentro de nuestro trastero pertenencias que supongan un gran valor, sobre todo para un ladrón como pueden ser los objetos electrónicos como móviles antiguos, PCs, portátiles, videojuegos o cualquier elemento que suponga una tentación suculenta para un caco.

Además, el tener en nuestro trastero objetos como éste, a los ladrones les tienta el abrir más de un trastero para averiguar si el resto tiene objetos de este valor, por lo que puede producir un efecto de robos en cadena en diferentes trasteros de una misma comunidad.

No es de extrañar que se hayan abiertos sitios de almacenamiento de viviendas particulares como estos y se hayan encontrado joyas, cajas fuertes, objetos de alta tecnología y otros objetos que pueden ser de gran valor material o de valor sentimental para el propietario de los mismos.

Un consejo para mantener la seguridad tanto tuya como de tus pertenencias es evitar en todo momento guardar objetos de gran valor en trasteros comunitarios, y limitarnos a almacenar en este lugar aquellos objetos que ocupan más espacio pero que no tienen un valor alto.

Este tipo de sistemas de almacenamiento de bloques de pisos comunitarios suelen estar en las plantas bajas, sótanos o garajes, un lugar que pasa completamente desapercibido y supone una entrada fácil para cualquier ladrón si nos dejamos cualquier recoveco o apertura.

Es importante también mantener siempre las puertas de acceso a estos lugares siempre cerradas, que solo puedan abrirse con una llave de seguridad y desde dentro del bloque. Todo impedimento de huida es esencial para evitar daños mayores.

Otro consejo es estar atento cuando entrar al garaje o espacio comunitario, si hubiera alguien cerca observando que pueda resultar sospechoso de querer entrar y aprovechar el momento mientras que se cierran las puertas automáticas para colarse dentro, si es así, estar atento hasta que la puerta se haya cerrado y ya no exista riesgo de que se cuelen.

Además, para un ladrón, robar un trastero no supone ningún esfuerzo ya que las puertas y cerraduras de este tipo de sitios son frágiles y con un simple golpe pueden abrir la puerta sin causarle apenas daño, por ello, lo más sensato es guardar lo imprescindible y poco llamativo en nuestros trasteros, de esta manera nos evitaremos disgustos y pérdidas económicas y de gran valor.

De modo que como cerrajeros que somos nos gustaría concluir diciéndote que es más que recomendable seguir estos consejos como precauciones para mantener a salvo el contenido de nuestros trasteros, ya que solemos almacenar numerosos objetos de valor dentro de los mismos y más vale ser precavidos y evitar así que dichos objetos sean robados por un ladrón y los perdamos sin marcha atrás para recuperarlos.

Check Also

cómo diferenciar entre termitas y carcoma

Carcomas y termitas, ¿no son lo mismo?

El diagnóstico para saber qué plaga está invadiendo la estructura y el mobiliario de tu …