Inicio » Hogar y familia » Desatascar las tuberías de una vivienda de manera tradicional

Desatascar las tuberías de una vivienda de manera tradicional

Sin duda, los desatascos suelen ser uno de los remedios caseros a los que más solemos acudir. Tan simple, porque un problema de atascos es muy habitual. Lo recomendable suele ser acudir a un servicio profesional de desatascos pero si el problema es leve podemos aplacarlo temporalmente con algunos sencillos métodos. De todas maneras, si intuye que puede persistir o vuelve a tener el mismo problema en la misma tubería, no dude en contactar con especialistas en atascos.

Aquí os dejamos algunos métodos para desatascar las tuberías de una vivienda de manera tradicional:

Desatascador: El más tradicional, sin lugar a dudas, es el desatascador de toda la vida, el de goma. Como sabréis, debemos llenar con abundante agua el fregadero, para después tapar el respiradero o rejilla y empezar a bombear el desatascador hasta que, gracias a la presión, se desobstruya el problema del interior de la tubería.

desatasco

Desenroscar el sifón y manipular el interior de la tubería: De la misma forma, muchas veces la solución a cualquier atasco puede ser tan fácil como desenroscar el sifón, vaciar los restos de suciedad o comida que pueda haber dentro y volver a enroscarlo tal y como estaba antes de manipularlo. Eso sí, para esto hay que tener muchísimo cuidado ya que hay que saber cómo hacerlo sin estropear nada, además de poner un recipiente o cubo para que el agua no caiga a chorros cuando lo quitemos.

Mezcla de bicarbonato y vinagre: Además, tenemos la opción del bicarbonato combinado con uno de los mejores remedios para muchos males caseros, el vinagre. Bicarbonato (o sal de frutas también es válido) y el vinagre juntos son grandes amigos tuyos en tu lucha contra tus problemas de atascos. En primer lugar, hay que echar medio vaso de bicarbonato (o sal de frutas) en la tubería. Acto seguido, una vez colado entra el juego la parte en que echamos el vinagre y, una vez se junten ambos, añadiremos agua muy caliente, casi hirviendo para que se acomode la mezcla. Tras quince minutos, nuestras tuberías volverán a funcionar pero recuerda que quizás no haya desaparecido al 100% el problema, por eso es importante estar atentos. Si vuelve a pasarte un problema de atascos al poco tiempo, es que es mejor contactar con un servicio profesional de desatascos.

El alambre: Otro remedio mucho más rudimentario y que no recomendamos tanto usar ya que puede dañar levemente las tuberías es el alambre en “U”. Un alambre que debe ser bastante largo y acabar en forma de “U”. Simplemente se trata de empujar la zona que notemos que esté atascada hasta que se habrá paso el agua, gracias a la movilización de toda la suciedad acumulada en la tubería. Si eres un manitas, recomendamos mucho antes la opción de desenroscar el sifón ya que eso te dejará manipular todo con mucha más facilidad y con otras herramientas más eficaces para ello. Si no te queda otra, prueba con esto pero recuerda hacerlo con sumo cuidado.

Aunque para evitar este tipo de problemas lo mejor es anticiparse a ellos.  Para que una tubería no se atasque recuerda no echar restos de comida ni aceite en el fregadero. Y menos aún, ambas a la vez. El aceite y la comida juntos harán que se apelmace como un peligroso bloque que puede originar un atasco fácilmente en la tubería. Incluso el propio jabón que utilizamos para lavar los platos puede dejar sedimentos, por lo que es importante aclarar con abundante agua para que escurra bien a través de las tuberías.

Check Also

Ideas y consejos para reformar el baño

Ideas y consejos para reformar el baño

Un baño reformado añade valor a tu hogar, actualiza su estilo y lo adapta mejor …