Inicio » Salud y Ejercicio » Claves para protegerse del mal de Alzheimer
alzheimer

Claves para protegerse del mal de Alzheimer

¿Qué podemos hacer para protegernos del Alzheimer?

Algunos riesgos se consideran factores de desarrollo y de vida temprana. Estos incluyen un bajo peso al nacer, educación temprana y nutrición, así como las condiciones socioeconómicas y ambientales durante los primeros años de vida. Estas condiciones no son modificables para cualquier persona que se acerque a la edad en la que la posibilidad de demencia se convierte en una preocupación, son factores sobre los que la ciencia médica y la sociedad en su conjunto deben ser muy conscientes.

El uso del tabaco es quizás el riesgo número uno que puede y debe ser modificado. A nivel mundial, fumar es la primera causa de muerte evitable. Fumar se asocia con muchos cánceres, enfermedades del corazón y derrame cerebral, y diabetes. Y hay una correlación bastante alta entre fumar y muchos tipos de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

Otros factores modificables que nos ponen en riesgo de demencia son: Una dieta inadecuada, obesidad, hipertensión de la mediana edad, diabetes – (mejor control glucémico podría reducir la incidencia de deterioro cognitivo y demencia)

Prevención

¿Qué podemos hacer para disminuir el riesgo de demencia? Otros factores de riesgo controlables:

Actividad física, actividades de estimulación cognitiva que se organizan en cualquier centro de día de su zona, socialización, dieta – (una buena alimentación ayudará a proteger contra el Alzheimer, una mala dieta puede aumentar su probabilidad)

Como ocurre con la mayoría de las actividades de prevención, cuanto antes empieces, mejor. ¡Si fuma, deje de fumar ahora! Comience ahora a modificar su dieta. Ponerse activo. Caminar a paso ligero es uno de los mejores ejercicios, y no requiere ni de un entrenador ni de hacerse miembro de un club, (siempre consulte a su médico antes de iniciar un régimen de ejercicio.)

alzheimer

El Alzheimer en la actualidad

Al día de hoy no hay cura para la enfermedad de Alzheimer, ni para otras enfermedades que causan demencia.

La demencia no es la única condición que ha visto un ascenso en estos tiempos modernos. Los cánceres, las enfermedades autoinmunes, las enfermedades del corazón y las enfermedades infecciosas se están volviendo más comunes.

Hay una amplia gama de razones que explican este aumento, pero uno de los grandes factores es la forma en que vivimos, la calidad de vida es muy distinta de lo que era incluso hace décadas. Las comodidades modernas hacen más de nuestro trabajo, dejándonos más tiempo de inactividad, así pasamos un mayor tiempo sentados, viendo la televisión o frente al ordenador, sumado a que se consumen comidas menos saludable (más grasas y sodio), grasas malas, pocas frutas y verduras, y una sobreabundancia en el consumo de carnes. Incluso si preparásemos la mayoría de nuestras propias comidas, los cultivos son expuestos a herbicidas, insecticidas y fertilizantes. Además, la industria agrega aditivos en alimentos preparados e incluso “frescos” para aumentar la vida útil, pero probablemente tienen un efecto inverso en nuestra salud.

Recuerde, nunca es demasiado tarde para protegerse contra el Alzheimer, cambiar los hábitos y los estilos de vida. La estrategia de prevención se centra en las personas de mediana edad y en la prevención de la mortalidad prematura, el control de la diabetes, el abandono del hábito de fumar y, posiblemente, el aumento de la actividad física y cognitiva, tienen el potencial de reducir el riesgo de demencia, incluso en los últimos años de vida.

Estas modificaciones no son la cura, pero pueden llegar a ser parte de una cura. Además, se estima que contribuyen en el retraso de cinco años en el inicio de la demencia. Si un estilo de vida más saludable puede traer tal disminución estamos en el buen camino.

Check Also

Para nuestra salud es importante disfrutar de un buen descanso

La forma que tenemos las personas de vivir nuestro día a día va cambiando con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *