Inicio » Alimentos y Bebidas » Lo que no sabia de la crianza del vino
Lo que no sabia de la crianza del vino

Lo que no sabia de la crianza del vino

Muchas personas compran vino sin leer la etiqueta o bien entendiendo muy poco sobre el proceso del vino, cómo se clasifican según su crianza, el tiempo de envejecimiento y demás.

Además es importante saber que la calificación de los vinos surge de la Ley de la Vid y el Vino, año 2003, esta ley es desarrollada por cada Denominación de Origen, establece requisitos para cada zona vitivinícola, con el objetivo de ofrecer la mayor calidad, por ejemplo para los vinos de las Bodegas Ribera del Duero, la ley indica que debe tener 24 meses de crianza, 6 de ellos en barricas de roble.

Aquí un breve resumen sobre lo que no sabía de la crianza del vino.

En que consiste la crianza del vino ¿Todos los vinos pueden llevar un proceso de crianza?

Lo primero que hay que saber que no por dejar un vino mucho tiempo en la botella será un vino de crianza.

El vino de crianza es un vino procedente de uvas de buena o muy buenas aptitudes para que una vez vinificadas correctamente puedan evolucionar en el transcurso de un determinado período de tiempo, dando lugar así a un vino con características propias, con bouquet, como dicen los sommelieres. ¿Qué es el bouquet del vino? Son las características de color, sabor y aroma que solo consiguen ciertos vinos con su evolución en el tiempo.

El período de tiempo es lo que se denomina período de crianza oxidativa del vino que suele comenzar con un reposo en barriles de roble. En estos barriles se da el proceso de crianza, en la que es muy importante el intercambio gaseoso entre el ambiente y el vino, esta micro oxigenación se produce debido a la porosidad de la madera, así como sesión de compuestos químicos que transmite la madera al vino.

La crianza oxidativa es algo compleja, puede haber crianza oxidativa química, biológica, o bajo velo en flor, un tipo de crianza muy especial y delicada, un arte de la enología que es capaz de ofrecernos exquisitos vinos.

La crianza oxidativa se complementa posteriormente con un periodo de reposo en botella de vidrio, esto se hace porque el vino ha evolucionado bien en barrica, en la botella se afina y redondea, gracias a las sustancias producidas en el ambiente reductor, es decir que el vino queda sin oxígeno en la botella, adquiriendo una mayor complejidad y elegancia.

No todos los vinos sirven para la crianza, ya que se deben de tener en cuenta muchos factores

La aptitud de la crianza depende de la variedad de uvas, la calidad de la uva de ese año, y el tipo de elaboración que se le dé.

El vino se guarda en barricas por su gran aporte en aroma, sabor (contribuye a realzar los caracteres gustativos y aromáticos), al tiempo de aumentar su potencial de envejecimiento y color, además no vale cualquier madera para la crianza, deben ser maderas específicas que se utilizan para las barricas de vino como las de roble francés y norteamericano.

¿Qué madera es mejor, la del roble francés o la del americano?

Hay distintas opiniones sobre la calidad y el tipo de madera, muchos enólogos coinciden con que los vinos criados en barricas francesas son finos y elegantes y los criados en barricas de roble americano cuentan con más aroma a vainilla, lo importante es comprender que la barrica no es solo un envase para contener el vino, sino que es capaz de lograr que evolucione favorablemente debido a la acción conjunta de ciertos fenómenos como por ejemplo la entrada o aporte de oxígeno a través de los poros de la madera, los fenómenos químicos que influyen en la transformación de los polifenoles (compuestos bioactivos con capacidad antioxidante que han despertado un gran interés desde el punto de vista nutricional), los aromas que pasan de la madera al vino dependiendo de su secado y tostado.

¿Cómo se puede apreciar en la cata de vino esos aromas que aporta la barrica?

En el caso de los vinos con crianza en barrica los aromas aunque se siguen descubriendo primarios como de fruta, aparecen de manera notable los aromas secundarios y terciarios.

Los vinos con crianza en barrica presentan olores a madera más o menos intensos y perceptibles. Se aprecian aromas como clavos, pimienta, vainilla, aparecen como resultado del aporte de la barrica, y dependen de muchos factores por ejemplo el tipo de roble o el grado de tostado de la barrica.

Otro de los aromas que podemos encontrar en los vinos pueden ser los balsámicos, una sensación penetrante asociada al eucalipto o a la menta, también por la composición del suelo, la variedad de la uva, y la evolución en botella.

Ahora ya sabe el proceso que hace que el vino sea tan especial ¡Salud!

Check Also

Pasticho de Berenjenas

Pasticho de Berenjenas

Que tal me gente hoy voy a hablar del pasticho pues sin duda es un …