Inicio » Psicología » Psicología infantil: Los niños con autismo
psicologia infantil autismo
psicologia infantil autismo

Psicología infantil: Los niños con autismo

El trastorno del espectro autista, antes llamado TGD (trastorno generalizado del desarrollo), reúne a los niños que presentan una serie de características y establece 3 niveles.

Nivel 1, severidad leve, el niño es funcional, necesita apoyo solo en algunas áreas, se adapta bien a contextos educativos y familiares.

El nivel 2, es intermedio, la gravedad es más importante, y severa, los síntomas son más amplios.

El nivel 3 es el de mayor gravedad, donde se necesita intervención y apoyo.

La importancia de la detección temprana en el autismo

El autismo es un enfermedad neurológica, cuanto antes se detecte mejor porque se comienza a trabajar con el niño muy pronto, en los primeros años de vida es difícil establecer un diagnostico concreto porque los niños tienen una gran plasticidad cerebral, y se producen muchos cambios.

Si un niño tiene estos rasgos no hay que alarmarse, no tiene por qué ser un caso grave, consulte en los gabinetes de psicólogos en Madrid Centro, cuando los niños son capaces de evolucionar, es una capacidad de aprendizaje y cambio, un buen indicador.

psicologia infantil autismo
psicologia infantil autismo

Características

El trastorno del espectro autista define a personas que desde edad temprana presentan características fáciles de identificar, se toma como punto de referencia los 18 meses, año y medio, momento en el cual se espera que el niño sea capaz de resolver una serie de situaciones por ejemplo mantener contacto ocular frecuente cuando te diriges a él, cuando le hablas, seguirte con la cara.

Si un niño antes de los 18 meses no busca contacto ocular, no busca o sigue la cara, no atiende cuando le llamamos o atiende pocas veces, ya nos da indicios de que presenta síntomas llamativos.

Otra cuestión es que no disfruta de la interacción social, no busca el contacto con los padres o con las figuras de apego, no hay sonrisa social, inexpresividad facial.

A nivel motor los niños con autismo no suelen tener muchas deficiencias o manifestaciones, pero hay rasgos importantes, por ejemplo andar de puntillas, o movimientos estereotipados y repetitivos con las manos, piernas y objetos.

La interacción social también manifiesta evidencias de autismo, los niños con TEA (trastornos del espectro autista) antes del año y medio no buscan la atención conjunta, esto se relaciona con un déficit de la teoría de la mente, es un déficit en las neuronas espejo que se relaciona con la capacidad de entender que el otro también es un ser independiente que puede entender, empatía, comprensión, etc., esto para los niños con autismo es muy difícil de desarrollar, por eso tienden a aislarse socialmente y a carecer de empatía.

Otro indicio es el interés inusual en ciertos objetos, por ejemplo si solo juegan con un juguete en particular, o un color, o números, tienen intereses restringidos y obsesivos, juegan con un determinado número de juguetes u objetos, disfrutan alineando objetos, ordenándolos, clasificándolos, en el juego se evidencia la falta de juego simbólico, es decir, cuando se juega a ser otra cosa, por ejemplo jugar a la maestra, a la mamá y el papá, al médico, es un juego en el que se ponen en el lugar de otro, en niños autistas no suele haber este tipo de juego simbólico.

No hay imaginación, capacidad de desarrollo, los juegos son restringidos y se centran por una parte del objeto, la etiqueta de un peluche, un botón, etc.

Otra cosa que podemos observar es la rigidez e inflexibilidad, en cuanto a sus rutinas, se perturban si se le cambian los planes en cuanto a lo que ellos creen que va a suceder, son muy rígidos, suelen ponerse nerviosos, con ansiedad y angustiados, gustan de las cosas organizadas, rutinarias y predecibles, tienen una gran dificultad para enfrentar cambios en sus rutinas, al punto tal en que pueden presentar conductas agresivas.

Puede de que alguno de estos síntomas no aparezca pero sí la gran mayoría.

Los padres deben estar alerta a pequeños síntomas, si notan algo raro, es mejor acudir a una evaluación y ante cualquier duda consulta con un profesional.

Check Also

Psicologia y Psicoterapia: Cómo tratar la depresión

La depresión tiene bases neurofisiológicas, como en todo trastorno psicológicos hay una parte que depende …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *